Recordando que el wifi es seguro

Recordando que el wifi es seguro

wlan-303722_1280

En la edición de Avilés de La Nueva España del 5/4/16 aparece publicada una noticia sobre contaminación producida por el wifi.

Está claro que es uno de los temas de moda, así que hemos escrito a La Nueva España recordando que la red wifi no produce ningún daño sobre las personas o el medioambiente. La carta podéis leerla aquí: carta

La transcribimos por comodidad de lectura:

Oviedo, 6 de abril de 2016

Estimados señores:

En la edición de Avilés de La Nueva España de ayer se hacían eco de las palabras de D. Frutcuoso Pontigo, portavoz del Colectivo Ecologista de Avilés respecto a la contaminación producida por el wifi[1].

Nuestra asociación tiene entre sus fines preocuparse porque a la sociedad asturiana se le proporcione información veraz sobre los aspectos científicos por lo que no debemos señalar la evidente falsedad de dichas afirmaciones.

En el cuerpo de la noticia se destaca que para la población la existencia de líneas de alta tensión, de campos electromagnéticos y de wifi entraña un riesgo. Ante esto queremos hacer una serie de puntualizaciones:

  • Es imposible sustraernos de la presencia de campos electromagnéticos puesto que el principal emisor de la radiación electromagnética recibida en la tierra es el sol.
  • Dentro de la radiación electromagnética existen radiaciones de alta energía (o ionizantes) que interfieren con la materia y pueden alterarla como la radiación ultravioleta, los rayos X y los rayos gamma y radiación de baja energía o no ionizante entre las que se encuentran la radiación visible, infrarrojo, microondas, radiofrecuencia, etc. Es precisamente en este rango de energías/frecuencias donde emite la red wifi.
  • El consenso científico sobre estas radiaciones es abrumador: la radiación de baja energía (ondas de radio, microondas, wifi, etc.) no es peligrosa para la salud y no se puede relacionar con ninguna patología. Incluso la organización mundial de la salud indica que no hay evidencias al respecto e inclusive afirma que atemorizar a la población con este tipo de afirmaciones puede ser contraproducente al provocar cuadros de estrés y ansiedad provocados no por el wifi en sí sino por el temor a lo que el wifi pudiera causar.[2]

Creemos que los periódicos y los periodistas tienen un importante papel en la información veraz a la ciudadanía y no deberían dejarse atraer por titulares tan poderosos como este, que a la vez son tan falsos, aunque lo entrecomillen atribuyéndolo al orador. Por ello les pedimos que contrasten con expertos estas afirmaciones y que publiquen esta carta como respuesta a dichas informaciones.

Incluimos para su conocimiento otras  referencias en las que se profundiza sobre los aspectos mencionados anteriormente:

Unión Europea: http://ec.europa.eu/health/scientific_committees/docs/citizens_emf_es.pdf

http://magonia.com/2013/08/14/lo-que-todo-periodista-deberia-tener-claro-al-hablar-del-peligro-de-las-ondas-de-telefonia-y-de-wi-fi/

http://vozpopuli.com/next/46838-el-principio-de-precaucion-tiene-truco

Escépticos: Las ondas del mal. https://www.youtube.com/watch?v=VKaBt0yeWa8

 

Sin otro particular, atentamente

 

Teresa Valdés-Solís Iglesias

Presidenta de la Asociación de Divulgación Científica de Asturias

 

[1] http://www.lne.es/aviles/2016/04/05/pontigo-wifi-contamina/1906408.html

[2] Organización Mundial de la Salud: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs193/es/

http://www.who.int/peh-emf/publications/reports/EHS_Proceedings_June2006.pdf

http://www.who.int/peh-emf/publications/facts/ehs_fs_296_spanish.pdf

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *